Chimeneas eléctricas

Las chimeneas eléctricas son un sistema de calefacción que se parece a una chimenea de gas o una tradicional de leña, con la diferencia de que la eléctrica no requiere ventilación ni requiere instalación profesional de ningún tipo.

Estas funcionan tomando aire frío para calentarlo internamente, con la ayuda de una bobina de calentamiento, para luego hacer que el aire caliente salga hacia la habitación con la ayuda de un ventilador.

Existen chimeneas eléctricas que se benefician de la tecnología infrarroja, que las ayuda a calentar directamente los objetos dentro de una habitación, proporcionando el calor que se necesita en el área deseada sin humos, sin gases peligrosos y de manera controlada.

Además, pueden brindar calefacción suplementaria en espacios de hasta 122 m2 aproximadamente, y permiten a sus dueños controlar todos los elementos de la calefacción, incluso el efecto de llama.

Todo lo anterior, da como resultado que las chimeneas eléctricas tengan la capacidad de generar una llama sin calor de la cual se puede disfrutar en cualquier momento.

Y al tener el control adicional del efecto de llama, se puede escoger entre tener una llama pequeña o una llama grande.

¿Cómo funcionan?

Las chimeneas eléctricas no producen fuego real, tampoco emiten humo ni olor, solo deben conectarse a una toma eléctrica como se haría con cualquier otro electrodoméstico, se presiona un botón de encendido y esta convertirá la energía eléctrica en energía térmica.

Las chimeneas eléctricas son más eficientes energéticamente, ya que a través de ellas no se pierde el calor.

pudiendo permitir usar una estrategia de calefacción suplementaria que permita reducir costos de calefacción y un porcentaje de ahorro importante cuando se usa un sistema de calefacción central acompañado de chimeneas eléctricas en otras habitaciones.

Posee un control de temperatura sencillo y flexible, fácil de usar, por lo que se puede configurar el nivel de calor a la temperatura que se desee.

Algunos modelos de chimeneas eléctricas permiten el que se puedan observar las llamas sin encender la calefacción, para darle un toque original al ambiente donde se encuentre colocada.

 

Tipos de chimeneas eléctricas

  • Chimeneas eléctricas de pared: Pueden montarse en la pared para ahorrar espacio a nivel del piso, lo que la hace ideal para espacios pequeños. Son fáciles de instalar, pudiéndose empotrar en la pared o colocar sobre la pared.
  • Chimeneas eléctricas de pie: Es un tipo de chimenea independiente, las cuales pueden colocarse en cualquier lugar de la casa contra una pared, teniendo la capacidad de moverse, pudiendo venir en modelos de esquina para que puedan colocarse en cualquier esquina de una habitación.
  • Chimeneas eléctricas de consola multimedia: Son chimeneas pensadas para ahorrar espacios, ya que ellas permiten el poder colocar su Tv, Dvd, consolas de juego, equipos de música, Blue Ray, consolas de juego, junto a su chimenea eléctrica, integrados todos en la misma consola de medios.
  • Chimeneas eléctricas insertadas: Es una chimenea eléctrica que se puede insertar en una chimenea tradicional.

 

Ventajas

  • Fácil instalación
  • Bajos costos de funcionamiento
  • Son más seguras.
  • Sin humo, olores ni contaminantes.