Chimeneas de pellets

Una chimenea de pellets,  es una chimenea que funciona quemando madera comprimida o los llamados pellets de biomasa para generar calor en espacios residenciales y en algunos casos en espacios industriales.

Dichas chimeneas deben ser alimentadas constantemente, con la madera o pellets desde un contenedor de almacenamiento la cual es llamada tolva.

Los pellets deben introducirse al área de quemado que es parecida a una olla, la cual genera una llama constante, que requiere de poco o ningún ajuste físico.

Las chimeneas de pellets son muy eficientes, y generan un impacto ambiental mucho menor que otros mecanismos de calentamiento, siendo capaces de quemar varios tipos de materiales para general calor, siendo los más comunes los que se realizan con aserrín, los cuales son convertidos en pequeños y densos pellets comprimidos.

Tipos de chimeneas de pellets

En los países con climas muy fríos, la calefacción es algo muy importante dentro de un hogar y representa un gran porcentaje de la factura anual de servicios públicos de un propietario.

Por lo que es lógico que muchos de ellos busquen formas más económicas de mantener su hogar caliente.

Las chimeneas de pellets sean estas independientes o los injertos que se colocan dentro de una chimenea existente, representan una opción cada vez más popular.

Estas chimeneas son muy parecidas a las estufas de leña tradicionales, pero hoy en día su funcionamiento se parece más al de un horno moderno.

Para cumplir con su función solo debe tener una tolva que va a la estufa llena con gránulos hechos de aserrín compactado (pellets), colocar el  termostato, ponerse cómodo y esperar que la chimenea haga su trabajo.

Un mecanismo deposita los pellets en una caldera, donde estos se incineran a cierta temperatura, con la diferencia de las chimeneas tradicionales, que no crean creosota que obstruya el venteo y no produce casi cenizas o emisiones, manteniendo el aire y el ambiente interior más limpio al igual que el exterior.

Las chimeneas de pellets vienen en varios diseños para que complementen cualquier diseño interior, siendo las principales que se pueden conseguir en el mercado de 3 tipos:

  • La chimenea de pellets de estufa: Es de carga manual, funciona semejante a una estufa de leña o una chimenea tradicional, sirviendo más que todo como un sistema de calefacción adicional.
  • La chimenea de pellets de caldera: Son de carga automática y son más que todo utilizados para la calefacción principal de edificios.
  • La chimenea de pellet de estufa-caldera: funcionan para calentar un ambiente en especifico, pudiendo proporcionar agua caliente y calentar de forma remota 1 o 2 radiadores.

Beneficios

  • Son generalmente pequeñas.
  • Fáciles de almacenar.
  • Fáciles de operar.
  • Pueden funcionar todo el día con una sola carga de la tolva.
  • Mínima producción de humo.
  • No crea creosota.
  • Utiliza combustible seco, el cual genera más calor, pero genera menos residuos.
  • Es neutro en carbono.
  • Es una solución de calefacción más económica

Desventajas

  • Requiere limpieza semanal y anual.
  • Produce algo de ruido operativo, aunque poco perceptible.
  • Se requiere una fuente de alimentación eléctrica.
  • Su llama es poco natural.